Cuidado con las comunidades nativas, son poblaciones vulnerables ante el Covid-19

AUTOR: JORGE FERNANDEZ LOO

 

Luego del comunicado de la Federación de Comunidades Nativas de Purús (Feconapu), queda cuenta de la muerte del primer indígena peruano víctima del Covid-19, morador del pueblo Huni Kuin, perteneciente al grupo étnico Cashinahua de la Comunidad Nativa de Conta, ubicada en el distrito y provincia de Purús, ocurrido el 26 de abril del 2020 en la ciudad de Pucallpa, región Ucayali, nos preguntamos ¿Qué están haciendo las comunidades nativas ante el COVID-19?

Siguiendo sus costumbres ancestrales ante enfermedades contagiosas, como lo hicieron anteriormente con la gripe aviar, el H1N1(gripe porcina) y otras, los pueblos originarios hi­­­­­­stóricamente han optado por el método del autoaislamiento, efectuando el cierre de caminos, bloqueo de ingresos a las comunidades con troncos, ramas y otros medios, impidiendo la navegación del transporte fluvial de embarcaciones y aterrizaje del transporte aéreo, ello con el propósito de impedir el posible ingreso de cualquier persona ajena a las comunidades nativas de los pueblos amazónicos del Perú que pudiera estar infectada.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo ha solicitado al gobierno fortalecer las medidas de protección y prevención en las diversas regiones para evitar que el COVID-19 llegue a las comunidades nativas por ser poblaciones altamente vulnerables.

Según el Diario El Comercio, en el Perú, 4.5 millones de habitantes tiene como lengua materna una lengua indígena, lo que representa el 16% de la población nacional. Según la data del censo del 2017, las comunidades carecen de establecimientos de salud en sus territorios en un 61%[1].

La vulnerabilidad de los pueblos indígenas está enfocada en la población de adultos mayores, que representan un total de 919,653 personas[2], existiendo un alto número de personas con dengue, malaria, anemia, tuberculosis, leptospirosis, cuya salud se podría agravar con un posible contagio de COVID-19, por eso el gobierno central y las autoridades regionales deben adoptar un protocolo que contenga un plan de medidas concretas de prevención y control y que garanticen la salud de las poblaciones indígenas en la crisis sanitaria. Actualmente, ante la coyuntura del COVID-19, la única forma de comunicación existente con los líderes indígenas (Presidentes de las Federaciones y Apus de las Comunidades) es a través del teléfono; evidentemente, por la extensión del territorio de las comunidades nativas en medio dela selva, en determinadas zonas no existe cobertura telefónica ni radial, por eso la gran mayoría de comunidades nativas se encuentran hoy realmente aisladas e incomunicadas ante cualquier eventualidad.

El Estado no puede ser indiferente ante las Comunidades, tiene que activar un plan de contingencia para mitigar los riesgos de subsistencia y salud de ellas, trasladando víveres, medicinas, etc., debiendo abastecer de productos de primera necesidad a los comuneros; recordemos que ellos sólo sobreviven de la pesca, la caza y sus sembríos comunales, es importante que en esta época sientan  el respaldo del gobierno peruano.

En situaciones ordinarias son las empresas petroleras con operaciones en la selva quienes por un tema de responsabilidad social y acuerdos comunitarios representan el principal soporte económico y logísticos de las comunidades nativas, sin embargo, en esta época de pandemia su participación puede verse limitada o resultar insuficiente, motivo por el cual, consideramos, es tiempo que el Estado haga su trabajo, implementando un plan de acción integral que cubra todo tipo de necesidades a satisfacción de las comunidades nativas.

 

 

 

 

[1]  https://el comercio>perú>coronavirus en Perú:indígenas se aíslan para evitar contagio del Covid-19. 06.04.2020
[2] https://el comercio>perú>coronavirus en Perú:indígenas se aíslan para evitar contagio del Covid-19. 06.04.2020