Empresarios que cometan “abuso de poder económico” irán hasta seis años de cárcel